lunes, 4 de marzo de 2013

IMPOSIBLE MATILDEAR, OIGA!

¡Así es como le gusta estar al ternero siempre que decido ponerme al ordenador!
 Le vuelve loco el lapiz optico, el click click de las teclas, los cables...
y cuando me distraigo, lamer la tableta digital como un perrillo!
Así no se puede, Matildas...

3 comentarios:

Angie dijo...

jajajaajajajajajajaja!!!
Genial!!!
Un beso fuerte a los dos :)))

pilarsalamanca dijo...

jijijijijiji! Que rico!

historias mínimas dijo...

JajajajajA acabo de ver esto!!!! Genial...y como me suenan etas osas...